Defecto comunicante

Defecto comunicante

Nos remiten a este paciente, varón de 35 años, sin historia médica de interés que tiene ambos caninos maxilares incluidos y la pieza temporal #63 lleva tiempo supurando a través de una fístula.

Clásicamente podríamos resolver este caso haciendo en una primera cirugía la exodoncia de ambos caninos, el definitivo y el temporal, en una segunda cirugía la reconstrucción del defecto y en una tercera cirugía la colocación del implante. Esto sometería al paciente a un mayor número de intervenciones y alargaría el tratamiento el triple de tiempo.

 

Optamos por resolver esta situación en una sola cirugía, procedemos a extraer el canino definitivo, que deja un gran defecto óseo, una vez quitado despegamos por vestibular donde observamos la fenestración que dejó el trayecto fistuloso por lo que nos encontramos con un defecto comunicante palatino-vestibular-crestal.

Para resolver esta situación primeramente colocamos el implante en su posición ideal, emergiendo por el cíngulo para que el compañero prostodoncista pueda atornillar o cementar a su gusto.

Una vez hecho esto procedemos a reconstruir el defecto con autoinjerto cortical de hueso de zona retromolar de mandíbula izquierda, rellenamos todos los defectos con hueso autólogo particulado y cerramos la reconstrucción fijando un injerto laminado.

 

A continuación podéis ver las fotos de la cirugía completa hasta la colocación de los moldeadores gingivales momento en el cual lo remitiremos al compañero restaurador y prostodoncista.

Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies