En España se estima que se colocan 1,4 millones de implantes dentales anualmente, si tenemos en cuenta que el porcentaje de pérdida o de no osteointegración de los implantes ronda entre el 2-5% estamos teniendo, solamente en España, 70.000 pérdidas de implantes dentales cada año.

Problemática de la pérdida de implantes dentales

Cada pérdida de un implante dental es un reto en sí mismo, el fracaso de un implante nos deja una falta de hueso que muchas veces imposibilita la colocación de otro implante y prácticamente siempre obliga a la utilización de un injerto de hueso para la futura colocación de otro implante dental.

Es fundamental que este tipo de casos sea tratado por un especialista en implantología y reconstrucción ósea para conseguir los mejores resultados estéticos y funcionales.

En este caso clínico que os enseñamos a continuación vemos un paciente que tiene una falta de hueso se le colocó, en otra clínica dental, un injerto de hueso con biomaterial y una membrana de colágeno.

Este injerto óseo fracasó, se infectó y perdió el implante dental así como todo el injerto de hueso.

 

 

Situación del paciente con falta de hueso

Situación previaEl paciente nos relata que con 13 años tuvo un traumatismo mientras montaba en bicicleta que produjo la avulsión, o pérdida de un diente, del incisivo central superior izquierdo, tras más de 10 años sin ese diente el espacio se fue cerrando y el hueso fue reduciéndose quedando una gran falta de hueso.

Con 24 años el paciente decide retomar y arreglar esta situación, acude a la clínica dental de un compañero donde se le coloca un tratamiento de ortodoncia para abrir nuevamente dicho espacio, una vez hecho esto el implantólogo de la misma clínica le coloca un implante dental y un injerto de hueso, de tipo biomaterial de origen bovino.

Fracaso del injerto de hueso

El Injerto de hueso, en este caso biomaterial, fracasa, se infecta y ocasiona la total pérdida del injerto óseo así como la pérdida  del implante dental  afectando y condenando incluso hasta el diente de al lado, el incisivo lateral, que llega a perder hueso de la tabla vestibular y mesial, dejado un defecto de hueso como el que se observa en la fotografía.

Este caso es todo un reto en implantología ya que debido a la pérdida del implante y al fracaso del injerto óseo se ocasiona una gran falta de hueso y una retracción de la encía, una estética pésima y un trauma para el paciente.

El paciente acude a nuestra clínica de Madrid, tiene 27 años de edad, sin historia médica de interés, y presentando una gran falta de hueso tras la pérdida del implante dental así como una retracción en la encía como se puede comprobar en la fotografía.

Este caso, debido a su complejidad requerirá de varias cirugías para poder terminarlo de la mejor manera posible.

Si eres paciente y tienes un problema parecido a este contáctanos a través de este enlace y te ayudaremos con tu problema.

 

Colocación del Injerto de hueso

En una primera cirugía procedemos a levantar un colgajo de encía mucoperióstico y limpiamos todo el injerto de hueso fracasado previo, todo el biomaterial infectado y encapsulado que se desprende del maxilar del paciente. Nos queremos asegurar de que no queda rastro del injerto de hueso previo ya que estaba infectado y contaminado.

Simultáneamente aprovechamos para mejorar la situación de la encía y tejidos blandos del paciente colocando un injerto de conectivo que evitará posibles problemas futuros cuando coloquemos el nuevo injerto de hueso.

Vamos a esperar 3 meses para que el injerto de tejido conectivo madure y para que, una vez eliminado el injerto de hueso contaminado, la carga bacteriológica disminuya para poder colocar la reconstrucción ósea en las mejores condiciones posibles.

Tras 3 meses de espera procedemos a realizar un injerto de hueso siguiendo los principios del profesor Fouad Khoury en la técnica Split Bone Block Technique, la mejor técnica actualmente, siendo la más rápida para regenerar el hueso perdido. Esta técnica tiene cierta complejidad y puede ser compleja de realizar, aconsejamos que vengas a alguno de los cursos que impartimos para aprender a realizar de la manera más segura, rápida y eficiente posible.

Consiste en la utilización de hueso de propio paciente diseñando el injerto de hueso como unas láminas finas y hueso particulado en el hueco que dejamos en su interior.

Manejo de tejidos blandos y colocación de implantes dentales

Una vez realizado el injerto de hueso procederemos a protegerlo cubriéndolo con una técnica específica de cierre en doble plano, un colgajo rotado de paladar, que nos proporcionará un cinturón de seguridad en caso de dehiscencia de la sutura y además engrosará dicho tejido lo cual es imprescindible para la estética en el futuro.

Transcurridos 4 meses procederemos a la colocación de implantes dentales, encontrando ese magnífico aspecto en el injerto, con la técnica de Khoury es suficiente con 4 meses para encontrar un hueso perfectamente capaz de osteointegrar los implantes dentales que coloquemos.

Una vez colocados los nuevos implantes dentales sobre el nuevo injerto esperamos el tiempo habitual que esperamos para la osteointegración de los implantes, es decir unos 3 meses, pasado este tiempo mandaremos al paciente al prostodoncista que en este caso es Juan Zufía y que hará este precioso trabajo prostodóncico.

Es fundamental hoy en día tener una formación avanzada en implantología para poder resolver los casos de la clínica diaria de la manera más predecible y efectiva posible. Te recomendamos este Curso de Implantes con pacientes en Republica Dominicana que vamos a dar para 4 compañeros, échale un vistazo!

Esperamos que os guste. En este enlace podrás encontrar más fotos del caso y de la cirugía de implantes.

Click to rate this post!
[Total: 1 Average: 5]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies