Do you want to read this article in English? Click Here!

Hoy en día se están colocando una tremenda cantidad de implantes, lamentablemente algunos de estos implantes pueden estar soportando cargas para las que no están preparados.

Ya sea por una mala elección del diámetro del implante, por un desajuste o mala planificación de la prótesis entre otras razones.

Fractura y Fracaso del Implante

Cuando un implante soporta una carga excesiva puede haber aflojamiento de los aditamentos y si a esto no se le pone solución puede llegar a fracturarse el aditamento o incluso la conexión del implante.

En el caso de que se fracture el implante esto complica bastante más todavía la situación pues no queda más opción que retirar dicho implante.

La explantación o extracción de un implante puede ser una pesadilla, sobre todo si está integrado en mandíbula y cubierto entero de hueso.

Si la conexión está rota limitará mucho la explantación pues la opción del utilizar instrumental a contra torque suele quedar descartada.

Caso clínico

Os presentamos un caso de un paciente que llega a nuestra consulta con un hueso mandibular muy cortical y que ha sufrido la fractura de un implante en la conexión del mismo.

Descartamos el uso de explantadores ya que la conexión está muy fracturada, de las posibles soluciones que nos quedan una es usar una trefina de mayor diámetro y retirar el implante dentro de un bloque de hueso.

En este caso tenemos un implante de 4.2 mm de diámetro por 10 milímetros de longitud. tendríamos que usar una trefina de diámetro interno 5 mm y externo 6 mm.

Lo cual nos deja un defecto de hueso de 6 milímetros por 10 milímetros longitud, es un atrofia ósea grande, difícil de injertar y que condicionaría la situación a injertar, esperar y volver a colocar el implante unos meses más tarde si todo ha ido como esperamos.

Elegimos otra solución.

Acceso en ventana para explantación del implante fracturado

Retiramos la ventana para realizar la explantación

Para solucionar el caso en una sola cirugía y lo más atraumaticamente posible optamos por realizar una ventana ósea con una osteotomías muy delgadas, retiramos la ventana, que es la cortical vestibular mandibular, una vez retirada podremos explantar la fijación ósea o implante dental fracturado y colocaremos otro en el mismo sitio.

Finalmente solo quedará adaptar dicha ventana a la técnica Split Bone Block, propuesta por el profesor Fouad Khoury, para prevenir una reabsorción a largo plazo.

Adelgazando dicha ventana, fijándola con dos tornillos y rellenando todos los huecos con hueso particulado.

Esperamos 16 semanas solamente para realizar la segunda fase o colocación del tornillo de cicatrización, se puede observar el buen aspecto del hueso que rodea al implante, en este momento derivamos al prostodoncista.

Podéis ver la radiografía final con la nueva corona.

Si quieres profundizar más y aprender este tipo de técnicas avanzadas de grandes regeneraciones o reconstrucciones óseas échale un vistazo a través del siguiente enlace a nuestro Curso en Cirugía Reconstructiva.

Si por el contrario estás empezando y te gustaría dar un paso más allá en implantes y en la implantología oral moderna o colocación de implantes dentales con un buen manejo de tejidos blandos echa un ojo al Curso en Implantología Clínica

Sin más nos despedimos, cualquier duda puedes dejarla en comentarios!

Os dejamos las fotos del proceso, esperamos que os guste!

Click to rate this post!
[Total: 2 Average: 5]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies