Cubriendo una gran recesión

Publicado por: Juan En Casos Clínicos, Tejidos blandos. 7 noviembre, 2014
Situación previa

Situación previa

Estimados compañeros, hoy os presentamos el caso de esta paciente, acude a nosotros derivada por el ortodoncista después de un tratamiento ortodóncico, presenta una recesión en el incisivo central inferior derecho así como un frenillo de alta inserción.

La paciente tiene un biotipo gingival muy fino que incluso llega a transparentar las raíces de los dientes vecinos, hacemos un acceso en tunelización e injertamos con tejido conectivo de origen de paladar. En el caso de esta paciente obtenemos un conectivo muy escaso con un alto predominio de tejido graso.

Una vez realizado el injerto observamos que ha cubierto parte de la recesión pero no toda por lo que, tras esperar 4 meses, volvemos a injertar nuevamente con misma técnica aunque esta vez también añadimos una frenectomía.

Podéis observar el estado a los 15 días del segundo injerto y a lo 5 meses de éste.

En este enlace tenéis el video con más fotografías del caso.

Cubriendo una gran recesión
Vota este post

8 pensamientos en “Cubriendo una gran recesión

  1. JUAN RAMON VELILLA ESTEIBAR

    Estimado colega, en mi opinion la causa del regular resultado en la primera cirugia se puede deber a una inadecuada elección de la técnica quirúrgica. En este caso, la técnica de Harris o incluso la de Nelson, hubieran proporcionado un mayor aporte vascular al injerto, siendo posible la solución del caso en una unica fase, evitando así, la segunda cirugía.

    No ostante le transmito mi enhorabuena por la resolucion final del caso
    Un saludo desde San Sebastián.

    Responder
    1. Juan Autor

      Muchas gracias Juan Ramón, es posible que así fuera. También hay una circunstancia y es que la paciente en la primera cirugía no te tomó el antibiótico ni se cepilló, lo cual pudo también ser un factor más para que no hubiera un mayor recubrimiento.

      Un saludo y muchas gracias

      Responder
  2. Alberto Mantilla Zavala

    Indudablemente el tratamiento quedó excelente. Viéndolo, uno como odontólogo general, puede recomendarlo y darle esperanzas a los pacientes que presenten este problema. Excelente!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *